- 
Arabic
 - 
ar
Bengali
 - 
bn
German
 - 
de
English
 - 
en
French
 - 
fr
Hindi
 - 
hi
Indonesian
 - 
id
Portuguese
 - 
pt
Russian
 - 
ru
Spanish
 - 
es
Fiesta Caribe Radio

  banner

 
Top

🥵Septiembre fue récord universal de calor, y el planeta va por más 🌡️

Comparte!!!

En un alarmante hito climático, septiembre de 2023 ha sido declarado el mes más cálido registrado en la historia, con una temperatura superficial promedio de 16.38°C. Esta cifra supera en 0.5°C el récord anterior de septiembre de 2020, según informó la Organización Meteorológica Mundial (OMM) de las Naciones Unidas.

10/06/2023. Estos datos, sumados a las preocupantes tendencias que se han observado en los últimos meses, sugieren que 2023 se perfila como el año más cálido jamás registrado, con numerosos récords de temperatura rotos en todo el mundo.

El Secretario General de la OMM, Petteri Taalas, enfatizó que este aumento de la temperatura se debe, en parte, al fenómeno de El Niño, cuyo calentamiento persiste y contribuye a la tendencia de temperaturas récord. Además, Taalas advirtió que es probable que estas altas temperaturas se mantengan durante varios meses, lo que tendrá un impacto significativo y en cascada en el medio ambiente y la sociedad global.

Uno de los aspectos más inquietantes de esta situación es la posibilidad de que las temperaturas globales alcancen niveles récord en los próximos cinco años. Esto se debe a una combinación de factores, incluyendo la influencia antropogénica de los gases de efecto invernadero y cambios naturales en las fases de las corrientes oceánicas de La Niña a El Niño.

El fenómeno de El Niño tiene un impacto no solo en la temperatura promedio del planeta, sino también en los patrones de lluvia. Durante La Niña, el calor de la atmósfera se escapa hacia el océano, mientras que en El Niño, el flujo se invierte, llevando el calor del océano a la atmósfera. Esto puede tener graves consecuencias para la distribución de las precipitaciones y, por ende, para la disponibilidad de agua dulce en muchas regiones del mundo.

Puedes leer: António Guterres: «abrimos las puertas del infierno» – Dehablahispana

La combinación de estos factores plantea serias preocupaciones para el futuro. A medida que las temperaturas continúan aumentando, los eventos climáticos extremos, como olas de calor, sequías y tormentas intensas, se vuelven más frecuentes y severos. Esto no solo afecta la calidad de vida de las personas, sino que también tiene un impacto negativo en la agricultura, la biodiversidad y la seguridad alimentaria.

El aumento de las temperaturas también acelera la fusión de los glaciares y la expansión de los casquetes polares, lo que contribuye al aumento del nivel del mar. Esto representa una amenaza significativa para las comunidades costeras en todo el mundo, que se ven cada vez más vulnerables a la erosión costera y las inundaciones.

Gráfico de la Organización Meteorológica Mundial sobre la temperatura en el mundo con el paso de los años. | Foto: X: @WMO

Además, el calentamiento global está exacerbando la acidificación de los océanos, lo que tiene graves consecuencias para los ecosistemas marinos y las especies que dependen de ellos. La pérdida de arrecifes de coral, por ejemplo, es un fenómeno que se está acelerando debido a la acidificación y el aumento de la temperatura del agua.

En respuesta a esta situación crítica, los gobiernos de todo el mundo están bajo presión para tomar medidas concretas y efectivas para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero. Los acuerdos internacionales, como el Acuerdo de París, establecen objetivos para limitar el calentamiento global y mitigar sus impactos. Sin embargo, hasta ahora, los esfuerzos para alcanzar estos objetivos han sido insuficientes.

La comunidad científica advierte que el tiempo apremia y que se necesita una acción decidida y urgente para frenar el cambio climático. Esto implica no solo reducir las emisiones de gases de efecto invernadero, sino también adaptar nuestras sociedades y economías a los cambios que ya están en marcha.

En este sentido, es esencial invertir en tecnologías limpias y energías renovables, promover la eficiencia energética y adoptar prácticas agrícolas sostenibles. Además, se requiere una mayor conciencia pública sobre la importancia de reducir nuestra huella de carbono y vivir de manera más sostenible.

En resumen, el récord de calor registrado en septiembre de 2023 es una señal de alarma para el mundo. Indica que el cambio climático es una realidad cada vez más apremiante y que sus consecuencias se están sintiendo en todo el planeta. La comunidad internacional debe tomar medidas decisivas para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero y frenar el calentamiento global antes de que sea demasiado tarde. El futuro de nuestro planeta y de las generaciones futuras depende de ello.

Redacción con IA supervisada por periodista de DHH sobre información de cactus24.com